MODELO DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS DE ENFERMERÍA
CENTRADOS EN LA PERSONA Y SU FAMILIA

Autores: Amanda Bonilla,  Miguel Sánchez, Victoria Cabal, Lina Vargas, Ruth Valle, Mildred Guarnizo, Carolina López, Katherine Clavijo, Gloria Antolinez.

Como parte de la producción académica de la Facultad de Enfermería de la Universidad El Bosque, un equipo de nueve docentes diseñó este modelo de  prestación de los servicios de enfermería, que atiende a las mejores prácticas, normatividad y altos estándares de acreditación de calidad en salud en el mundo, igual que las necesidades y legislación colombiana.

El modelo se asume como un compromiso de la organización, centrado en las necesidades del paciente y su familia, que se constituye en un valor agregado, único, diferenciador, que impacta directamente en la satisfacción. Los componentes son: la continuidad del cuidado, es decir la no interrupción de la prestación de servicios de salud para, lo que se hace necesario que la información sea consistente y fluida, la estandarización efectiva de guías y protocolos de atención para el cuidado de enfermería y la continuidad de la relación durante y después de la hospitalización.

Información comunicación y educación, como mediadores de la relación enfermero-sujeto de cuidado y con el propósito de generar competencias informacionales que le permita a las personas y sus familias, tomar decisiones y la educación para adoptar conductas y hábitos, que favorezcan el cuidado de la salud. Atención segura y confiable, en tanto que la seguridad del paciente hace parte fundamental de la normatividad nacional y mundial, la atención de enfermería debe utilizar herramientas basadas en la evidencia, que la hagan confiable y segura. Atención interdisciplinaria, tiene que ver con la participación activa y coordinada de las disciplinas que hacen parte de la atención, para que la integración de saberes aporten al mejor cuidado, según las necesidades específicas de salud de las personas y sus familias.  La generación de entornos vitales desde el  cuidado de enfermería consiste en procurar porque los entornos hospitalarios sean espacios de vida, donde la familia y la cotidianidad estén presentes, para procurar el confort durante la estancia o cualquier interacción de las personas con la institución. El componente final del modelo, no menos importante es la práctica basada en la evidencia, reflejada en el uso continuo, consciente y explícito de la mejor evidencia existente derivada de la teoría y la investigación, lo que le permite al profesional tomar las mejores decisiones para garantizar la calidad del cuidado que brinda.

Para conocer el modelo en su totalidad, además herramientas conceptuales y recomendaciones para su implementación, se ha publicado en un libro, con el mismo título,  que se encuentra disponible para adquisición en formatos físico y electrónico en el catálogo de la editorial institucional Aquí.