¿CÓMO SOLUCIONO MIS DUDAS EN TEMAS DE SALUD?

Todos los días aparece una cantidad importante de noticias acerca de inventos, teorías, descubrimientos, productos, servicios, experiencias y expertos alrededor de la salud, teniendo en cuenta que es un tema de interés universal.

Bajo este tendencia,  la sociedad actual ha hecho que se convierta en un tema mediático (de amplio cubrimiento por los medios de comunicación y redes sociales), especialmente enfocado en aspectos como: belleza o estética; la calidad de vida o bienestar; y mejora de rendimiento físico o competitividad.

Por eso es importante resaltar que cada persona es única e irrepetible, de tal forma que cada situación sobre salud debe ser tratada de forma particular tanto a nivel de diagnóstico como de tratamiento, por lo que la mejor fuente para solucionar dudas o preguntas es el profesional médico o equipo de salud que atiende a la persona con frecuencia.

Cuando se padece una enfermedad o alteración del estado de salud propio o de una persona cercana, la tranquilidad se altera y aparecen la incertidumbre y la zozobra, como una cascada de preguntas y conjeturas que requieren respuesta, por lo cual se buscan fuentes de información, que muchas veces no son las adecuadas para solucionar interrogantes.

Evita consultar tus temas de salud en fuentes como:

  • Red de contactos personales, familiares, profesionales, sociales, vecinos.
  • Recursos de Internet identificados de forma autónoma o recomendados por amigos, conocidos.
  • Redes sociales que NO son de autoridades médicas reconocidas.
  • Personajes famosos no profesionales en salud: deportistas, artistas, políticos, influenciadores en redes o youtubers.
  • Información suministrada en medios de comunicación (Televisión, Radio o Prensa) donde el vocero no es un profesional en salud.
  • Televentas.
  • Publicidad recibida de fuentes comerciales.
  • Documentos o fuentes de información científica o académica especializada dirigida a profesionales de la salud.
  • Los pseudocientíficos, astrología médica, flores de Bach, terapias esotéricas o tratamientos no aprobados por INVIMA u otros entes reguladores.

¿CÓMO APRENDER EN SALUD?

Las fuentes adecuadas para solucionar interrogantes en temas de salud:

  • Equipo de salud o profesional tratante de cada paciente.
  • Profesionales de la salud especializados en la enfermedad o alteración de interés.
  • Instituciones gubernamentales encargadas de la salud pública.
  • Instituciones prestadoras de servicios de salud: hospitales, clínicas.
  • Instituciones intergubernamentales reconocidas en el terreno de la salud: OMS – OPS.
  • Asociaciones de pacientes reconocidas, respaldadas por el gobierno o la academia.
  • Organizaciones sin ánimo de lucro, reconocidas o respaldadas por alguna de las anteriores.
  • Instituciones académicas o científicas en temas de salud.

Existen otras herramientas que son comunes y se han vuelto valiosas como son páginas de internet, Apps y TIC en salud. Antes de usarlas se recomienda verificar la fuente quien la desarrolla y a qué público está dirigido el recurso (paciente, comunidad, profesional en Salud, entre otros). Para esto, pida recomendación a profesionales de la salud acerca de los sitios web o app a utilizar.